Skitarna

 

 

 

ENGUEDEYU

(Letra: Padre Galo Fernández)

 

La nuera de Pin del L.luel.lu

feixo de l.lana un l.luviel.lu,

foi l.laval.lu un perpiel.lu

pa teñil.lu de mairel.lu.

 

Pero nun pudo texiel.lu

nin sacar ningún paxiel.lu

de llana del l.luviel.lu

la nuera de Pin del L.luel.lu

 

 

 

CARMELINA

 

(Letra: Atanasio Palacio Valdés)

 

Na tenobia sentada

Carmela la de tía Pacha,

arremellando los güeyos,

deletriando ta una carta

que-y envía d’allá los mares

el so Perico de Xuana

y que lletra más o menos

d’esti modu nella-y fala:

 

-Carmelina la Melguera,

la de míos supiros ama,

la que me tien en sos güeyos,

prisioneres vida y alma,

mándesme que yo te cunte

too lo qu’aquí me pasa:

 

si m’afayo nestes tierres,

si so calor nun m’abrasa,

si son guapes les rapaces,

si echo en falta la mio casa.

 

Pregúntesme si son munchos

los trabayos qu’aquí ún pasa,

nesta guerra del diañu

onde un home al otru mata

sin arreparar que son

fueyes d’una mesma rama.

 

Si vinieres per acá

y atopáraste en batalla

con esta xente de Xudas

que’l degorriu la llevara,

pudieres ver per toos güeyos

cuánta pierna se taraza,

cuánta costiella se quiebra,

cuántu brazu s’esmigaya,

cuántu llombu s’estocina,

cuánta corada s’arranca,

cuánta mollera se fiende,

y cuántu cuayu se maya.

 

Homes tiraos pel suelu

ximielgándose con rabia

entre so sangre y diciendo

“Ay madre de la mio alma.”

 

Nesta guerra del diañu

onde un home al otru mata

sin arreparar que son

fueyes d’una mesma rama,

sin arreparar que son,

fueyes d’una mesma rama.

 

La Virxen del Carmen quiera

llevame aína a mío casa,

pos son muches ya les ganes

que tengo de ver to cara.

 

Adios, Mela la Melguera,

la de mios sospiros ama,

la que me tien en sos güeyos

prisioneres vida y alma,

la que tien en sos güeyos

prisioneres vida y alma,

 

Carmela, enxugando apriesa

perlines que pela cara

tien esparcíes cual rosa

con goteres d’arbeyada,

besa les lletres del nome,

fai dobleces a la carta

y entovía empaiellando

nel so senu la guarda.

 

 

 

EL CANCIU LA GÜELA

 

(Tradicional anónimo)

 

El cura ta malu,

malu ta na cama,

yera fiesta en Fuentes,

hubo gran fartada,

nun dexó cabrales,

nun dexó fabada,

y a la media nuechi

llama a la criada.

 

-¿Qué quier, señor cura,

que tanto me llama?

-Quiero chocolate

y agua limonada.

-Agua, nun la tengo,

pero voi buscala.

Chirimbín chirimbaina

Chirimbín chirimbaina

 

Y al llegar al pozu

la soga no alcanza

y al pasar l’arroyu

la picó una rana,

la picó con gustu,

la picó con gana,

y pica-y un pocu

pero nun s’arrasca.

 

Y a los cuatro meses

la neña engordaba

y a los siete meses

bien que se-y notaba

y a los nueve meses

parió la criada,

parió un neño hermosu

con gorru y sotana.

 

Y el cura-y retruca,

creyendo que manda:

-¡Llévalu al hospiciu

nun me seas fata!

Y ella va y contesta:

-¡Nun me da la gana!

Chirimbín chirimbaina

Chirimbín chirimbaina

 

Quiero yo criarlu

como madre honrada:

tengo yo dos tetes

como esa campana

que derramen llechi

como caños d’agua.

Chirimbín chirimbaina

Chirimbín chirimbaina