FERNANDO MENÉNDEZ

 

Aguamarina

 

 

Sólo la luna

apagando los cielos

de puntos blancos.

 

Por el camino

los pinos y los juncos

silban al viento.

 

 Regresa mayo

los dientes de león

nievan las calles.

 

 Sube el camino

la montaña ataviada

de nieve y flores.

 

 Sales del bosque

para ver las estrellas

de tus insomnios.

 Fugaces nidos

en los altos cipreses

del camposanto.

 

 Cielo con nubes

un collage de poesía

para la noche.

 Seda de luna

frágil como la sombra

cubre la noche.

 

 Los vientos soplan

a través de los pinos

bancos de nieblas.

 

 Pequeños pájaros

sobrevuelan las vides

combando espacios.

 

 Fuera de mí

la brisa se pasea

entre los árboles.

 

 Blancas palomas

beben la luz del charco

al reflejarse.

 

 Lluvia de otoño

eucaliptos y hojas

juntos se abaten.

 

 En el jardín

a la luz de la luna

anidan sombras.

 

 Hoy las estrellas

parpadean de luz

en mis adentros.

 

 En el estanque

yacen hojas de plátano

y mis recuerdos.

 

 Por el camino

el eco de mis pasos

llama a los árboles.

 

 Sobre mis manos

unas ramas de almendro

dejan sus flores.

 

 Junto a los pinos

con los cielos y el mar

se van los días.

 

 

Aguamarina (poemas e ilustraciones), de Fernando

Menéndez ha sido colgada en la Red

a los  diecinueve

días andados

del mes de 

febrero

de 

2005.