MIGUEL ROJO

 

 

 

BUSCADOR D’ESTREL.LAS (BUSCADOR DE ESTRELLAS)

 

 

La tsuna atsuma na nueite

na nueite vacía de la mio vida

ya lo qu´anantes foi camín

agora sendeiru prietu.

(topáu nuna llibreta)


 

 

La luna alumbra  la noche

en la noche vacía de mi vida

y lo que antes fue camino

ahora sendero negro.

(encontrado en una libreta)

 

 


 

 

BUSCADOR D’ ESTREL.LAS

 

 

Dizse de la persona que busca estrel.las.

Peru tamién del animal o de la planta que fai lo propiu

comu ´l páxaru

pa nun escaecer el norte o l´arfueyu pa nun confundir

cielu ya tierra.

Estrel.las marinas.

Estrel.las celestes.

Peru tamién Marilyn Monroe o Estrellita Castro.

Húmidas estrel.las de cincu brazos que caminan

ente las folas.

L.luminarias acul.la de la l.luz que deixan.

Estrel.las maquil.ladas baxu los focos ya que pigazan

los sueños d´outros.

Dizse del que las busca.

Peru tamién pequena lente mangada solos telescopios

ya que val pa esu:

pa buscar estrel.las na inmensidá punteada de la nueite.

Estrel.las comu versos.

Versos comu estrel.las.

 


 

BUSCADOR DE ESTRELLAS

 

Dícese de la persona que busca estrellas.

Pero también del animal o de la planta que hace lo propio

como el pájaro

para no perder el Norte o el muérdago para no confundir

cielo y tierra.

Estrellas marinas.

Estrellas celestes.

Pero también Marilyn Monroe o Estrellita Castro.

Húmedas estrellas de cinco brazos que caminan

entre las olas.

Luminarias más allá de la luz que dejan.

Estrellas maquilladas bajo focos que adormecen

los sueños de otros.

Dícese del que las busca.

Pero también pequeña lente colocada sobre los telescopios

y que sirve para eso:

para buscar estrellas en la inmensidad punteada de la noche.

Estrellas como versos.

Versos como estrellas.

 

 


 

 

LOS NOMES

 

 

Zarracín

                  Santulaya

                                 El Curceiru

son los nomes de la Tierra.

 

Fastias

          La Curiscada

                               San Roque

primitivos ya inmaculaus

igual que la l.luz primeira a mí vienen

ya de mí emburrian comu si d'un españíu

 azul se tratare.

 

Muñalén

                Texas

                           Las Tabiernas

de la Tierra son los nomes.

 

Oklahoma

                 Kansas

                              L.lanurriegu

ya d'el.la xurden comu plantas olorosas

pa emportate muitu más alla d'onde

acaba l'escachau mapa-mundi qu´inda guardo.

 

Cincinnati

                  Virginia

                                Ohio

 


 

LOS  NOMBRES

 

 

Zarracín

                 Santulaya

                                  El Curceiru

son los nombres de la Tierra.

 

Fastias

            La Curiscada

                                 San Roque

primitivos e inmaculados

igual que la luz primera a mí vienen

y de mí tiran como si de una explosión

azul se tratase.

 

Muñalén

               Texas

                        Las Tabiernas

de la Tierra son los nombres.

 

Oklahoma

                Kansas

                            L.lanurriegu

y de ella brotan cual plantas olorosas

para llevarme más allá de donde

termina el roto mapa-mundi que aún conservo.

 

Cincinnati

               Virginia

                           Ohio

 

 


 

 

NOS REQUEXOS DEL MONTE

 

 

Al mediu día

cuandu 'l calor ía más fuerte

ya l'aire tanxible celofán

qu´ envolve comu papel de regalu

ía cuandu 'l xabaril ya ‘l corzu

buscan los requexos más oscuros

ya asolombraos del monte.

 

Comu 'l xabaril ya ‘l corzu

asina fago you cada vez que te veo.

Igual qu' el.los búscote la solombra

nu más fondo au mana la to fonte fresca

igual qu 'el.los.

 

Peru a diferencia

you nun conozu hora o día

branu o iviernu blancu

nos que nun necesite atoupate.

 


 

EN LOS ESCONDRIJOS DEL MONTE

 

Al medio día

cuando el calor más aprieta

y es el aire tangible celofán

que envuelve como papel de regalo

es cuando el jabalí y el corzo

buscan los escondrijos más oscuros

y asombrados del monte.

 

Como el jabalí y el corzo

así hago yo cada vez que te veo.

Igual que ellos te busco la sombra

en lo más hondo donde mana la  fuente fresca

igual que ellos.

 

Pero a diferencia

yo no conozco hora o día

verano o invierno blanco

en que no necesite encontrarte.

 


 

 

 

SEMADORES DE VIDA

 

 

Saquemos d’enriba esta roupa

que nos piel.la

ya echemos las carnes a rodar

que  ía la hora d'abrise

ya glayar que si vivimos -ensin

necedá de ser Cristos- Nos tamién

somos semadores de camín ya vida.

Ya ‘l qu ´en Nós creya en sí mesmu

cree ya pa ser eternu nacerá..

Amén.


 

 

SEMBRADORES DE VIDA

 

 

Quitemos de encima esta ropa

que nos cierra

y echemos las carnes a rodar

que es hora de abrirse

y gritar que si vivimos –sin

necedá de ser Cristos- Nos también

somos sembradores de camino y vida.

Y aquél que en Nos crea en sí mismo

cree  y para ser eterno nacerá...

Amén.

 

 


 

 

POETAS A MEDIA NUEITE

 

 

Los poetas axúntanse a altas horas

de la nueite nos pubs

ya falan.

Falan incontinentes de poesía

de sos l.libros

de los l.libros por venir

ya del significáu fondu d’ esos versos

inda nun escritos ya que comu camparinas

esquizofrénicas -ys pasan una ya outra vuelta

ente los l.labios ya ‘l vasu whiski.

Ya yá piden perdón

trascendentemente aburríos

de las mancaduras que vein abrir

con sou palabra escrita tovía nun escrita

los poetas.

Indiferentes al xolgoriu que los arrodia

a las femas

a los mocinos imberbes que nel.los pousan

sos tristes güeyos

turrian las horas muertas ensin ver el ríu

de la vida qu’al sou l.lau cuerre

imparable ya irrepetible

los poetas

desconocedores qu'el.los tamién

comu sos versos ya sos versos por venir

tan yá definitivamente feríos de tiempu.

 


 

POETAS A MEDIA NOCHE

 

 

Los poetas se reúnen a altas horas

de la noche en los pubs

y hablan.

Hablan incontinentes de poesía

de sus libros

de los libros por llegar

y del profundo significado de esos versos

aún no escritos y que como mariposas

esquizofrénicas vuelan una y otra vez

entre sus labios y el vaso de whiski.

Y ya piden perdón

trascendentemente aburridos

por las ampollas que van abrir

con su palabra escrita aún no escrita

los poetas.

Indiferentes al bullicio que los rodea

a las hembras

a los muchachos imberbes que en ellos posan

sus tristes ojos

envisten las horas muertas sin ver el río

de la vida que a su lado se despeña

imparable e irrepetible

los poetas

desconocedores que ellos también

como sus versos y sus versos por llegar

están ya definitivamente heridos de tiempo.

 


 

 

 

SEMEYAS

 

 

Hai semeyas comu disparos.

Semeyas que carretan el blandu pesu

d’un brazu comu si se tratase d’una

camparina pousada definitivamente

ya que yá naide sera quién a espantar.

L.larga risa de dientes que nun tornarán

a morder las l.letras del to nome

a cuayar nu aire los sones que te forman

ya te dan vida porque cola bouca l.lena

tierra difícil ía ‘l cantu ya la risa.

Semeyas comu disparos al corazón del recuerdu.

 


 

FOTOGRAFÍAS

 

 

Hay fotografías como disparos.

Fotografías que portan el blando peso

de un brazo como si se tratase de una

paloma posada definitivamente

y que ya más nadie podrá espantar.

Larga risa de dientes que no regresarán

a morder las letras de tu nombre

a cuajar en el aire los sones que te forman

y te dan vida porque con la boca llena

de tierra difícil es el canto y la risa.

Fotografías cual disparos al corazón del recuerdo.

 


 

 

 

VIEYAS AMISTADES COMUNES

 

 

Ayer tove con X. Foi una revelación el vela tan gorda,

tan fea, tan  acabada . Daquel.las carnes redondas ya nietas

comu manzanas,

entregadas col descaru de la mocedá, malpenas quedan

güei recuerdos comu ralas frebas esparcidas pola memoria.

 

Ayer tove con X. Al principiu nun supiemos de qué falar,

ya cuandu you, comu pa retomar el filu perdíu fai casi vente años,

-y tiré un plizcu, sentí la so carne esguiláseme ente los didos comu

si d´un moyau pexe se tratare. “Ye la faxa” me dixo encesa.

Ya l.lueu: “Tú tamién tas mui cambiáu”.

 

Ayer tove con X. Ceu nos diemos cuenta de que paeciamos

bramente dos desconocíos a los que lo únicu que xunía yeran

vieyas amistades comunes. Entoncias, cola tranquilidá

ya la   distancia que da falar d´outra xente  entamamos a parolar

de nos mesmos cuandu teníamos vente años.

 


 

VIEJAS AMISTADES COMUNES

 

 

Ayer estuve con X. Fue una revelación verla tan gorda,

tan fea, tan acabada. De aquellas carnes redondas y tersas

tal que manzanas,

entregadas con el descaro de la juventud, apenas si quedan

hoy recuerdos como fina hebra esparcida por la memoria.

 

Ayer estuve con X. Al principio no supimos de qué hablar,

y cuando yo, para retomar el hilo perdido hace casi veinte años,

la pellizqué, noté su carne resbalarme entre los dedos como

si de un mojado pez se tratara. “Es la faja” me dijo sonrojándose.

Y luego: “Tú también estás muy cambiado”.

 

Ayer estuve con X. Pronto nos percatamos de que éramos

en verdad  dos desconocidos atados únicamente por

viejas amistades comunes. Entonces, con la tranquilidad

y la distancia que da hablar de otra gente comenzamos a  charlar

de nosotros mismos cuando teníamos veinte años.

 


 

 

 

AMBOS INCLUSIVE

 

 

Qué pequenos ya qué grandes.

Fueu ya augua

xelu ya fierru encesu entemecíos.

Qué pequenos ya a la vez qué grandes.

Compaxinación imposible de la verdá

cuandu apurro a esi cielu ensin l.lindes

qu´arima hasta onde nun hai

ya veo ´l punteau indescifrable

l´arquitectura perfecta de la nueite

dibuxada con salivina de Dioses.

Qué pequenos baxu ´l güeyu cíclope d´esa l.luna

que l.levanta más esacta que ´l más esactu de los reloxes

onde se copian ruedas ya calendarios de piedra.

Qué pequenos

peru qué grandes.

Maquinaria perfecta d´estas pupilas que me l.levan

hasta lo más insondable de la nueite que miro

o l´ardiluxu fluidu ya roxu que me fai sentir

grande ya pequenu ya razonar lo irrazonable

xustificar el silenciu del cuayeríu d´estrel.las

o  escribir con ordenador xeroglíficos

que me dan entendible ya querible pa outros homes

tan grandes ya a la vez tan pequenos comu you.

 


 

AMBOS INCLUSIVE

 

 

Qué pequeños y qué grandes.

Fuego y agua

mezcla de hielo y encendido hierro.

Qué pequeños y a la vez qué grandes.

Compaginación imposible de la verdad

cuando me allego a ese cielo sin fronteras

que va hasta donde no hay

y observo el punteado indescifrable

la arquitectura perfecta de la noche

dibujada con salivilla de Dioses.

Qué pequeños bajo el ojo cíclope de esa luna

que levanta más exacta que el más exacto de los relojes

donde copiar ruedas y calendarios de piedra.

Qué pequeños

pero  qué grandes.

Maquinaria perfecta de estas pupilas que me acercan

hasta  lo más insondable de la noche que miro

o el artilugio fluido y rojo que me hace sentir

grande y pequeño y razonar lo irrazonable

justificar el silencio de esta pedrería de estrellas

o escribir a ordenador jeroglíficos

que me hagan entendible y querible a otros hombres

tan grandes y a la vez tan pequeños como yo.

 


 

 

 

BRANOS DE CASTIEL.LA

 

 

Los doraos tapeceres de Castiel.la

camín de la era col sol rodando

nos exes de las grandes ruedas.

Los grandes carros camín de la era

l´esguilosu polvu que l.levantan

las patas de los animales serios.

 

En Castiel.la naide -y puen nome

a los animales porque son vieyos

comu las l.lábanas ya comu ´l sol

ya comu los grandes carros de grandes

ruedas que ruedan l.lentamente

col trigu camín de la era.

 

L´universu blinca solas piedras

ya obliga al equilibriu de los brazos

vestíos de sol ya tierra ya espigas

por ente los tensos filos que texen

las andarinas na tela azul del aire.

 

La risa ía una pelota que vei ya volve

sol l.lombu triste de los animales

qu´emburrian del carru por riba las tapias d´adobe.

Risa nueva ya  l.larga ya redonda que volve ya vei

pala era onde los animales xiran

comu reloxes sola paya.

 

El trigu faise montaña

l.largos col.laos  au vein posase

páxaros ya sol ya las cabezas

de los homes de manos duras

que pigazan del so l.labor

a la fresca del trigu recién recoyíu

 

 

Branos de Castiel.la.

Felices días ensin torna posible

blancos ya azules ya dourados

comu  solamente son los días  de la infancia

cuandu  tovía la infancia nun esiste

 

¿Au se fonon los carros de las grandes ruedas?

¿Ya you?

¿Qué camín garranon las eras

ya los animales ensin nome

las manos d´aquel.los homes?

 

¿Ya you

en qué  xuegu de  nenos me quedéi

dormíu pa siempre ?

Branos de Castiel.la.

Imposibles yá branos de Castiel.la.

 


 

VERANOS DE CASTILLA

 

Los dorados atardeceres de Castilla

camino de la era con el sol rodando

sobre los ejes de las grandes ruedas.

Los grandes carros camino de la era

el ascendente polvo que levantan

las patas de los animales serios.

 

En Castilla nadie le pone nombre

a los animales porque son viejos

como las losas y como el sol

y como los grandes carros de grandes

ruedas que ruedan lentamente

con el trigo camino de la era.

 

El universo salta sobre las piedras

y obliga al equilibrio de los brazos

vestidos de sol y tierra y espigas

entre los tensos hilos que tejen

las golondrinas sobre la tela azul del aire.

 

La risa es una pelota que va y vuelve

por el lomo triste de los animales

que tiran del carro sobre las tapias de adobe.

Risa joven y larga y redonda que vuelve y va

hacia la era donde los animales giran

como relojes sobre la paja.

 

El trigo se hace montaña

altas cumbres donde van a posarse

pájaros y sol y las cabezas

de los hombres con manos duras

que adormecen de su trabajo

al frescor del trigo recién recogido.

 

Veranos de Castilla.

Felices días sin torna posible

blancos y azules y dorados

como sólo son los días de la infancia

cuando aún la infancia no existe.

 

¿Adónde se fueron los carros de las grandes ruedas?

¿Y yo?

¿Qué senda tomaron las eras

y los animales sin nombre

las manos de aquellos hombres?

 

¿Y yo

en qué juego de niños me quedé

dormido para siempre?

Veranos de Castilla.

Imposibles ya veranos de Castilla.

 


 

 

 

VENTANAS

 

 

Porque construimos ya l.levantamos murias

tenemos qu´inventar las ventanas.

Rectangulares furacos

cuadraos marcos

por onde chisvar  los güeyos ya respirar

algu más importante que l´aire

comu ía la vida.

 


 

VENTANAS

 

 

Porque construimos y levantamos muros

tenemos que inventar las ventanas.

Rectangulares huecos

cuadrados marcos

por donde asomar los ojos y respirar

algo más importante que el aire

como es la vida.

 


 

 

 

A PESAR

 

 

A pesar de los pesares

de que la vida cuerre al.louriada na so imparable marcha

de que la muerte nos arrodia un pouquinín más cada día

de que blincamos continuamente solos cuerpos tiraos

nos telediarios ya nas aceras...

 

A pesar d´esu ya de tanta tontería

ya de tantos tontos que nos persiguen comu malas  yerbas

imposibles d´arrincar

ya de los que matan porque sí ya porque non

porque sos de la tribu del otru l.lau del ríu...

 

A pesar d´esu ya d´outros enguedeyos

que fairían interminable esti poema

comu las multicopias multifirmadas de los burócratas

o ´ l.linguax blasfemu de los picapleitos

o los chupones de balón qu´enxamás te lo pasan

comu los chupones de los cuartos axenos

que tampoucu nunca te los pasan...

 

A pesar d´esu ya de tantas outras cousas

glayo por riba de tou ya digo

equí tamos

que cuenten con nos

colos escudos de nuesas palabras pa defendenos

na fuercia de la nuesa razón

el coraxe de sabenos homes de bien

peru

-ya sobremanera-

col dolor impagable de nuesos culos pa sufrilos.

 


 

A PESAR

 

 

A pesar de los pesares

de que la vida corre enloquecida en su marcha  imparable

de que la muerte nos rodea un poco más cada día

de que saltamos continuamente sobre los cuerpos  tirados

en los telediarios y en las aceras...

A pesar de eso y de tanta tontería

y de tantos tontos que nos persiguen cual malas yerbas

imposibles de arrancar

y de los que matan porque sí y porque no

porque eres de la tribu al otro lado del río...

 

A pesar de eso y de otros problemas

que  harían interminable este poema

como las multicopias multifirmadas de los burócratas

o el lenguaje blasfemo de los picapleitos

o los chupones de balón que jamás te lo pasan

como los chupones de la pasta ajena

que tampoco jamás te la pasan...

 

A pesar de eso y de tantas otras cosas

grito por encima de todo y digo

aquí estamos

que cuenten con nosotros

con los escudos de nuestras palabras para  defendernos

en la fuerza de nuestra razón

en el coraje de sabernos hombres de bien

pero

-y mui especialmente-

con el dolor impagable de nuestros culos para sufrirlos.

 

 


 

 

¡QUE PASE ALGU!

“Llueve

Tras de los cristales llueve y llueve”

Ía un augua l.larga ya sólida

feita de l.largos filos

d´alambre que filvanan cielu ya tierra.

Pespunte texíu por manos

grandes ya moyadas ya sabias que nun deixan

pol rotu se vaigan cielu ya tierra.

Cosíu d´augua que you

nesta aburrición de día murniu ya foscu

col deseyu de que pasen las horas

ya de que con el.las pase algu

intento cortar colos güeyos

parpagazos que taracen infinitu

los infinitos filos d´augua ya pase algu.

Algu tras de los cristales...

 


 

¡QUE PASE ALGO!

 

“Llueve

Tras de los cristales llueve y llueve”

Es un agua larga y sólida

hecha de largos hilos

de alambre que hilvanan cielo y tierra.

Pespunte tejido por manos

grandes  y mojadas y sabias que no dejan

que por el roto se vayan cielo y tierra.

Cosido de agua que yo

en  este sopor de día triste y huraño

con el deseo de que se sucedan las horas

y de que con ellas suceda algo

intento cortar con los ojos

parpadazos que taracen  infinito

los infinitos hilos de agua y pase algo.

Algo tras los cristales...

 


 

 

 

ESCUSAS

 

 

Inevitablemente vei colando ´l tiempu

Ía algu inevitable

dicen.

Un tiempu que malpenas si da tiempu:

las clases

la grúa

alguna mesa redonda

los amigos ya las amigas

la parcelina que semar con meimu

la bombiel.la que nun al.luma

los paseos

la obligada gueta de las vacaciones

una película

el deseyu tras unas faldas

las estrel.las

la busca un coche nuevu de segunda manu

facienda

algunas copas

las cenas familiares de Navidá

la to muyer que s´enamora de quien nun debe

dormir

...

 

Escusas obligadas pa matar esti tiempu

que ya nun nos pertenez.

Páxaru feríu que foinamente s´escapa ente los didos

comu sable mariel.lu ya definitivu.

 

Escusas necesarias que nos precipitan

hacia ´l puntu final que toda obra -bien

o mal realizada, estu ía indiferente- ha tener.

 


 

DISCULPAS

 

Inevitablemente va yéndose el tiempo.

Es algo inevitable

dicen.

Un tiempo que apenas si da tiermpo:

las clases

la grúa

alguna mesa redonda

los amigos y las amigas

la parcela que sembrar con mimo

la bombilla que no alumbra

los paseos

la obligada busca de las vacaciones

una película

el deseo tras unas faldas

las estrellas

la búsqueda de un auto nuevo de segunda mano

hacienda

algunas copas

las cenas familiares de Navidad

tu mujer enamorándose de quien no debe

dormir

...

 

 

Disculpas obligadas para matar este tiempo

que ya no nos pertenece.

Pájaro herido que disimuladamente se escapa

por  entre los dedos como arena amarilla y definitiva.

 

Disculpas necesarias que nos precipitan

hacia el punto final que toda obra –bien

o mal realizada, esto es indiferente- ha de tener.

 


 

 

 

EL CUATRU

 

 

Cuandu yera nenu ya inda tenía alas

nos güeyos colos qu´escapar

al escribir los númberos dictaos pol señor mayestru

pedía-y a Dios qu´apaeciera un cuatru

p´asina sentame a descansar seique una migayina

de tan trabayosu trabayu.

Por esu quiero al cuatru.

Por esu na sienda fatigosa de toupar estos versos

de dar l.línea recta al caóticu marañu

d’ ideas ya sentimientos escribo algún cuatru

de vez en vez

de ralu en ralu

pa sentame a descansar comu cuandu yera pequenu

comu agora:    ¡_

                /

 


 

EL CUATRO

 

Cuando era niño y aún tenía alas

en los ojos para escaparme

al escribir los números dictados por el señor maestro

le rogaba a Dios que apareciera un cuatro

para así poder sentarme a descansar

de tan trabajoso trabajo.

Por eso quiero al cuatro.

Por eso en la dura senda de encontrar estos versos

de dar línea recta a la caótica madeja

de ideas y sentimientos escribo algún cuatro

de vez en vez

de poco en poco

para sentarme a descansar como cuando era pequeño

como ahora:    ¡_

                /

 

 


 

 

L.LIMONES VERDES

 

 

Hai amores que saben a l.limón

amores de xeografía ovalada que fain infinitu

el camín que vei de ti a mí.

Escosu ríu de sable

l´intentalu una vuelta más comu esos torniel.los

ensin fin que venden nas ferreterías

una vez más

cuandu toos yá pregonan qu´ente tú ya you

la soledá l.larga ya agrín del l.limón.

 


 

LIMONES VERDES

 

 

Hay amores que saben a limón

amores de geografía ovalada que hacen infinito

el camino que va de ti a mí.

Seco río de arena

el intentarlo una vez más como esos tornillos

sin fin que venden en las ferreterías

una vez más

cuando todos ya pregonan que entre tú y yo

la soledad larga y amarga del limón.

 


 

 

 

PAÍS

 

 

Gústanme los países de tierra verde peru tamién aquel.los

de tierra tan erma que sólu las piedras puenen fin al paisax.

Gústanme los países de las auguas. Inmensos ya l.largos ríos

qu´escaecen  oriel.la ya desemboucadura, la memoria de la fonte.

Países marinos de la sal.

Países tan nuevos que, comu na cara sarapayosa d´un adolescente,

inda refierven nun fueu de fornu ya forxa.

Países feitos con fríu azul.

Países -en fin- multicolores, plumas d´un gran páxaru que canta

en l.linguas miles ya con formas ya vezos que fain escepcional

ya sola tou cara ya tos zunas.

Únicos países que l.levantan un únicu país que ía  la Tierra ya  que  you

cuerru con pías ya güeyos, encelau ya amorosu comu sólu s´ anda

la novia primeira.

Esti ía ´l mio queríu país.

 


 

PAÍS

 

 

Me gustan los paises de tierra verde pero también aquellos

de tierra tan seca que sólo las piedras ponen fin al paisaje.

Me gustan los paises de las aguas. Inmensos y largos ríos

que olvidan orilla y desembocadura, la memoria de la fuente.

Paises marinos de la sal.

Paises tan nuevos que, como en el rostro granujiento de un  adolescente,

aún hierven en  hornos de fuego y forja.

Paises hechos con frío azul.

Paises –en fin- multicolores, plumas de un gran pájaro que canta

en lenguas miles y con formas y costumbres que hacen excepcional

y sola tu cara y tus caprichos.

Únicos paises que levantan un único país que es la Tierra y que yo

recorro con pies y ojos, encelado y amoroso como sólo se anda

la  novia primera.

Este es mi querido país.

 

 


 

 

POEMA DEL BARCU

 

“Hai un barcu afundíu nas tos manos”

(V.Moutinho)

 

 

Hai un barcu ya hai poemas que son grandes

inmensos ya l.largos comu l.largos acorazaos

fendiendo la inmensidá del papel

cuchiel.los cortadores d'augua

qu´anantes pasar yá tienen el so olvidu

porque son sólu esu: palabras

sueltas palabras p´acompañar al rebañu

al glayeríu de toda mena de predicadores.

Peru hai outros poemas.

Hai outros

malpenas una l.linea trazada

mecha encesa que l.leva directamente al corazón.

Esos son los que permanecen.

 


 

POEMA DEL BARCO

 

Hay un barco hundido en tus manos”

(V. Moutinho)

 

 

Hay un barco y hay poemas que son grandes

inmensos y largos como largos acorazados

hendiendo la inmensidad del papel

cuchillos cortadores de agua

que antes de pasar ya tienen su olvido

porque son sólo eso: palabras

sueltas palabras para acompañar al rebaño

al griterío de todo tipo de predicadores.

Pero hay otros poemas.

Hay otros

apenas una línea trazada

mecha encendida que lleva directamente al corazón.

Esos son los que permanecen.

 

 


 

 

AFORTUNAOS PALMEXOS

 

 

Cómu pasa ´l tiempu

decimos al venos.

Cómu pasóu ´l tiempu.

Xuiciosos asparavanes por nun nomar la mayuca

realidá de las nuesas caras

esos güeyos qu´anantes fueran faru

ya qu´agora malpenas valen p´ambientes piel.laos.

Los l.labios ensin color ya hasta las uñas

estratificadas pola dureza de los días

reclaman tamién el sou dreitu a l´arruga.

Cómu pasa ´l tiempu.

“Malpenas ayer que lu vi ya cómu pasóu ´l tiempu”

Ya ´l separase

la sensación d´un sapu hinchau

moviéndose ente los dientes ía l’unicu que queda.

Sólu los afortunaos palmexos

los inocentes nun son a mirase

nos espeyeantes güeyos del amigu ya piensan:

“Malpenas unos añinos ya cómu avieyóu esti probe...”

 


 

AFORTUNADOS TONTOS

 

 

Cómo pasa el tiempo

decimos al vernos.

Cómo pasó el tiempo.

Juiciosas disculpas para no nombrar la estropeada

realidad de  nuestras caras

esos    ojos que antes fueron faros

y que ahora apenas si valen para amibentes cerrados.

Los labios sin color y hasta las uñas

estratificadas por la dureza de los días

reclaman también su derecho a la arruga.

Cómo pasa el tiempo.

“Apenas ayer que lo vi y cómo pasó el tiempo”

Y al separarse

la sensación de un sapo hinchado

moviéndose entre los dientes es lo único que queda..

Sólo los afortunados tontos

los inocentes no son capaces de mirarse

en los espejeantes ojos del amigo y piensan:

“Apenas unos años y cómo envejeció este pobre...”

 


 

 

 

VAL MAS TARDE QUE NUNCA

 

 

entoncias entendí que las banderas

                                                  -todas-

sólu valen pa esu:

                        pa morrer por el.las

 


 

VALE MÁS TARDE QUE NUNCA

 

entonces comprendí que las banderas

                                                        -todas-

sólo valen para eso:

                            para morir por ellas

 


 

 

 

TOU ÍA POSIBLE

 

 

Güei

a la puesta ´l sol

asomau a los cantiles que dan a la mar

tou -casi tou- ía posible

cuandu se fuma colos l.labios

ya  los dientes la l.lingua verde  de la María.

 

Ya los maruxos

que tamién fuman sueños antiguos

asómansete a  los güeyos

pa entrugate algu mui distintu

a lo que sou bouca miente:

“¿Tienes fueu?”

 


 

TODO ES POSIBLE

 

 

Hoy

a la puesta del sol

asomado a los acantilados que dan a la mar

todo –casi todo- es posible

cuando se fuma con los labios

y con los dientes la lengua verde de la María.

 

Y los maricas

que también fuman sueños antiguos

se asoman a los ojos

para preguntarte algo muy diferente

a lo que su boca miente:

“¿Tienes fuego?”

 

 


 

 

LA INOCENCIA

 

 

Fai tantu que se m´escapóu la inocencia

que sólu ´l nomala ya ía una falta respetu.

Por esu nun t´enfades conmigu

cuandu al falate d´amor las manos

-que por ciertu fonon lo primeiru en predéseme-

t´anden a la gueta d´algu

muitu menos románticu que ´l corazón.

 


 

LA INOCENCIA

 

 

Hace tanto que se me escapó la inocencia

que sólo nombrarla ya es una falta de respeto.

Por eso no te enfades conmigo

cuando al hablarte de amor las manos

-que por cierto fueron lo primero en perdérseme-

andan a la busca de algo

mucho menos romántico que el corazón.

 

 


 

 

EL POTRÍN

 

 

Aquel yera un tiempu comu d´adolescencia:

la mesma mirada nerviosa

el mesmu refierve na sangre

el tastu a tierra seca nos l.labios el mesmu.

Y aquel.lu que puxaba ente nos dos

que medraba ya esguilaba a nuesas espaldas

comu ´n  ríu vertical tan secretu

que nin siquiera queríamos pone-y nome

golifolo aquel xitanu vieyu al pasar delantre nos

mientras esperábamos l´autobús:

“Una rubia ya un canosu, menudu potrín vei salir”

 


 

EL POTRILLO

 

 

Aquel era un tiempo como de adolescencia

la misma mirada nerviosa

el mismo hervor en la sangre

el sabor a tierra seca en los labios el mismo.

Y aquello que empujaba entre nosotros

que crecía y ascendía a nuestras espaldas

como un río vertical tan secreto

que ni siquiera queríamos ponerle nombre

lo olió aquel gitano viejo al pasar por delante

mientras esperábamos al autobús:

“Una rubia y un canoso, menudo potrillo va a salir”

 


 

 

 

LA CASA

 

 

Desque marchaste

la casa tá más grande ya sola

comu si nu camín d'ayer a güei

-y medraran pasiel.los ya cuartos

ya las escaleras se -y subieran

tontamente a la cabeza.

Asina de l.loca ta la casa desque

marchaste.

Ya nun son los platos nu bañal

nin la ropa  esparcía

pol suelu -comu si una primaveira

de xersés ya calcetos s'hobiera metíu

polas ventanas a tou trapu  -ía

el mesmu aire que contien la casa

que se fexo comu más verde ya encalistrau.

Ya dame mieu que cuandu mañana l.levante

de la cama sola

m'escaeza por un l.laberintu

ya nun atoupe la puerta

que da pa ti.

 


 

LA CASA

 

Desde que te fuiste

la casa está más grande y sola

como si en el camino de ayer a hoy

le crecieran pasillos y cuartos

y las escaleras se le subieran

tontamente a la cabeza.

Así de loca está la casa desde que te

fuiste.

Y no son los platos en el fregadero

ni la ropa esparcida

por el suelo –como si una primavera

de jerseis y calcetines se hubiese colado

por las ventanas a todo trapo- es

el mismo aire que la casa contiene

que se hizo más verde y mustio.

Y me da miedo que cuando mañana levante

de la cama sola

me olvide por un laberinto

y no encuentre la puerta

que da hacia ti.

 


 

 

 

SERONDA

 

 

Güei l.lueve amariel.lu.

Ía un augua testerona

que cai selequinamente sol coche ya contra

la que nada pueden los l.limpiaparabrisas.

Fuel.las recortadas

Fuel.las encarnadas ya mariel.las comu gotas

pingando sol capó

moyando de color l’embreau de la carretera.

Dulce movimientu de zucre pol aire .

Comu nun sueñu

pol aire las fuel.las estrenan  so l.libertá ya danzan  mansulinas

nu so primer ya  últimu viaxe.

Cantu de douradas escamas

que me fai xubir el volumen de la radiu

piel.lar los güeyos

acelerar ya pedir qu´esti seya ´l final.

 


 

OTOÑO

 

 

Hoy llueve amarillo.

Es un agua terca

que cae suavemente sobre el coche y contra

la que que nada pueden los limpiaparabrisas.

Hojas recortadas

hojas encarnadas y ocres como gotas

goteando sobre el capó

mojando de color el asfalto de la carretera.

Dulce movimiento de azucar por el aire.

Como  en un sueño

por el aire las hojas estrenan su libertad y danzan  mansas

en su primer y último viaje.

Canto de doradas escamas

que me hace subir el volumen de la radio

cerrar los ojos

acelerar y pedir que este sea el final.

 


 

 

 

L´HOME RICU

 

 

Sou home ricu ya poderosu.

Tengo una casa na que m´abel.lugo

ya una muyer ya un fíu ya una perrina

nos qu´inda atoupo más proteción

del que dan teyáu ya canciel.la.

Ya anque toos creyen que you sou l´amu fuerte

hasta ´l mio nenu

más pequenu qu´una risa pequena

me val pa tapar seique una urea

nos fríos días d´iviernu.

Tengo más cousas ensin importancia

cousas que tol mundu puede tener porque son gratis:

un sol

el berríu una vaca

una piedra chiscando por rriba l´augua

aquel.la puerta color lila

ya tantas cousas más que sólu basta sabelas pa tenelas.

 

¿Disculpáisme agora lo pretenciosu del primer versu?

 


 

EL HOMBRE RICO

 

 

Soy hombre rico y poderoso.

Tengo una casa en la que me cobijo

y una mujer y un hijo y una perrilla

en los que aún encuentro más protección

del que otorgan tejado y cancela.

Y aunque todos creen que yo soy el amo fuerte

hasta mi niño

más pequeño que una risa pequeña

me sirve para cubrirme una oreja

en los fríos días de invierno.

Tengo más cosas sin importancia

cosas que todo el mundo puede tener porque son gratis:

un sol

el bramido de una vaca

una piedra saltando sobre el agua

aquella puerta de color lila

y tantas cosas más que sólo basta con saberlas para  poseerlas.

 

¿Me disculpáis ahora lo pretencioso del primer verso?

 


 

 

 

BRANU DEL 95

 

Esti branu calmu d’abrazos ya busca

de muebles polos anticuarios

de paseos ya bici

de siestas ya l.libros ya partíos de fútbol

comu si de nuevu tornara l’aire de la infancia

con sos tardes l.largas ya pingadas de sol

ía un tiempu plenu

plenu comu ‘n campu de trigu plenu ya amariel.lu

a la vera ‘ l mar.

Asina ía esti tiempu d´agora.

 


 

VERANO DEL 95

 

Este verano calmo de abrazos y busca

de muebles por los anticuarios

de paseos y bici

de siestas y libros y partidos de fútbol

como si de nuevo regresara el aire de la infancia

con sus tardes largas y mojadas de sol

es un tiempo pleno

pleno como un campo de trigo pleno y amarillo

al lado del mar.

Así es este tiempo de ahora.

 

 

 

La presente edición electrónica de

Buscador d´estrel.las (Buscador de estrellas),

de Miguel Rojo, realizada por 

Portal de Poesía, ha sido 

depositada en la Red el

primer día del mes  

de julio del  año 

dos mil 

dos

.